domingo, 22 de abril de 2012

veinte y dos

Y a veces soy capaz de reconocer que te extraño, pero a penas alcanza para mi misma.
Se me acaba de escapar uno de esos suspiros cortos, de esos que tienen tanta nostalgia que te dejan agotado, esos que se van con una parte de mi para tratar de pillarte.
Siempre que se van me pregunto si llegarán.

No hay comentarios: