miércoles, 28 de diciembre de 2011


Me siento super bien, hoy, ahora, a las 22:18. Se acaba de ir el Ale, hablamos harto, de hartas cosas. Es bakan eso que cuando te preocupa algo y no lo dices pero la otra persona dice algo que te ayuda con eso que no has dicho.
Tengo ganas de ir a abrasarte :) jhaha me confesé... tengo ganas de besarte y quedarme ahí por todo lo que me dure esta sensación de bienestar.
Y tengo boca de pato :)

jueves, 8 de diciembre de 2011


Anoche tuve uno de los sueños más dulces y tranquilos en varios días. Y estaba sola e inmensa.
Antes me atrajo a uno de esos pasajes de ensueño donde no te vas y luego respiro hasta sacar mis pulmones.

sábado, 3 de diciembre de 2011


Me sueño feliz, me sueño de tu mano extraña.

viernes, 2 de diciembre de 2011


Te soñé gordo e inmenso, baboso y repugnante.

Te soñé cuadrado y largo, pegajoso y empalagoso.

Te soñé cálido y tierno, encima y gustoso.

Te soñé brillando y sonriendo, distante y atrayente.


Deambulando por ahí los recuerdo y me causan menos repugnancia, menos empalagoso, más gustoso y menos atrayente.
El oleo siguió derritiéndose ante el terrible incendio a pesar de mis esfuerzos por protegerlo en las sombras. Lloré por él y lo guardé en una caja para olvidar que existía. No ha pasado día en que no lo recuerde y ayer subí a ver si seguía sellada. No recuerdo cuán bien la sellé, pero logré llegar al oleo rápidamente. Me pareció menos atractivo que cuando estaba en mi pared, pero desee con fuerzas poder volver a ponerlo en mi pieza, quitarle el polvo y volver a hablarle.
Acabo de recordar que solía estar derretido.