viernes, 28 de octubre de 2011

Metí la novela sin final en el anillo que me queda grande para ponerlo a salvo de mí.

No hay comentarios: