viernes, 24 de junio de 2011

Leyenda urbana

Nos prometimos en circunstancias extrañas; tu estabas comprometido y yo era una niña con poco mundo. Sin embargo, ambos nos quedamos con esto.
Tu no contabas con que yo creciera un poco. Qué sucede ahora, en qué queda todo? Es eso lo que no me permite sacarte de mi cabeza?

No hay comentarios: