sábado, 29 de enero de 2011

A mí.

Nunca te olvides de cómo aprendes. Recuerda el árbol herido, recuerda el río; avanza el agua, que nunca es la misma, aunque pareciera que sí.
Recuerda siempre que no eres literal, JAMÁS lo haz sido, no te conviertas que lo detestas, amarga y te deprime.
No te olvides nunca que te encanta reir, de lo que sea, incluso de cosas cotidianas, tu y yo sabemos que te haz reido sola en tu pieza de algo que hace años está ahí. Te gusta reir "sanamente" como niña, no como la mayoría de humoristas que hay ahora.
Te da flojera que sean tus cosas sencillas.
Amas a tus amigos. Más de una vez te he sorprendido con una lagrimilla en tus mejillas revisando la carpeta azul y la maleta bajo tu cama.
Encuentras en todo algo que los distingue del resto y te enamoras de ello; lo particular. Te gusta la gente, la gente que es feliz o trata de serlo. Te carga andar con pena en los labios, tu pera bien lo sabe.
Te agrada saber que le haces un bien a alguien.
Eres como una película para ver el mundo, buscas el sentido y lo armónico.
Crees que la perfección no existe y por sí sola es imperfecta.
Te gustan mucho las imágenes, las paredes y las hojas lo saben.
Tus pies a veces se cansan, pero son felices así; dan lo más que pueden por tí.
A tu cuerpo le gusta el agua, a tí te desagrada el sol, el cloro y el agua en los oidos.
Eso es todo por ahora.

domingo, 16 de enero de 2011

Palabras que encontré de mí

"No había nadie en la sala, la puerta crujió al abrirse, debajo del gorro y chaquetón apareció una niña. De sus ojos brotaban lágrimas que caían fuertemente al suelo mientras su boca tiritaba. Estuvo un rato ahí, con su cara roja, luego tomó su chaquetón y bufanda, se cubrió nuevamente con ellos y salió. La puerta no crujió al cerrar."

"Cuerpos azules que tratan algunos de pintarse de otros colores para resaltar, para recordase a así mismos y al resto que no quieren pertenecer al grupo de gente que se funde en otras.
Azules que me miran extrañados, confiados, enojados, felices; todos tienen su antifaz, sea de donde sea que lo consiguieron, todos tienen más para ocultar que para mostrar,. Años en que en algún momento se sintió orgullo y decepción máxima en su estado. Azules grisáceos en transición."

"Un tipo me agarró el brazo y por poco lo tiro del 2do piso. Después otro me observó y ya no quiero tenerle lejos."