domingo, 15 de agosto de 2010




Nada como abrir un poco más los ojos, hay tanta gente tan cómoda que como yo se inventa razones, pues inventese para levantarse, esforzarse y ser feliz.
Dejemos de perder tiempo si se puede estar contentos.