lunes, 21 de junio de 2010

Secreto


Pobre de la boca que se atreva a contarlo!
Bien, no es fácil... pero es algo como cuando tu estomago te exige alimento y no tienes con qué... y te cae chocolate encima... descubres qe alguien lo dejó para que recobraras fuerzas todos los días.
Ahora olvida qe es hambre y el chocolate es simplemente exceso de paz.

No hay comentarios: