lunes, 19 de abril de 2010

Especial



Recordar que estoy viva, hacer todo lo que me exija la sociedad previo a irme a insertar en ella y alimentarme. Todo porque quiero hacerlo, porque he luchado por esto y puedo ahora disfrutarlo.
Aunque, que ganas de no ir hoy, que ganas de haberme quedado más tiempo en la cama, y no es la cama, tal vez la almohada... no.
Que esté todo con una tela delgada, como nubes pero que no mojan, que acarician al tacto, que no importa que el reloj siga y siga...
Que esté frente a todo y sentir todo, mas no estar fundiendo mi mano, que los ojos brillen y mi sonrisa se estire al máximo, así tal vez me caiga la felicidad en el cuerpo.

No hay comentarios: