lunes, 29 de marzo de 2010

Esto es lo que pasa cuando trato de estudiar para el colegio.


Me obligan a levantarme a la hora que no quiero
vestirme de cierto modo
conocer y memorizar cosas que no deseo
que no me interesan
"en ese rato podría estar siendo feliz".

En una pequeña sala rectangular
con 40 personas sentadas en filas detrás de una mesa y sobre una silla
respirando fuerte y escandalosamente
conversando
tratando de olvidar la estúpida instancia
recordando y fantaseando.
Fuerte, más que la miseria del presente.
Olvidando el espacio, tiempo, responsabilidades.

Mi casa...
mi casa desordenada
mi casa con olor a encierro, todos acá estamos pasados
todos acá no queremos encierro
todos acá no deberíamos estar acá
¿y por qué estamos acá?
¿Por qué no nos vamos todos de este lugar?

Mi cuerpo se pudre
y obviamente mi alma.

Quiero salir a la calle desnuda
que no hayan autos
que haya un camino con mucha flora
Gente desnuda asumiendo sus cuerpos, almas y sin lanzar miradas egoístas
gente feliz.
Gente informada y feliz.

Tengo unas guías al lado ¿POR QUÉ?
tengo la obligación de conocer todo ese contenido
¿PARA QUÉ? ¿LO QUIERO? NOOOOOOOOOOO!
NO
NOOOOO
NO.

No lo quiero dentro, por lo que es estúpido intentar que quede algo
¿Para qué voy al colegio, para qué un preu?
para seguir este sistema controlador de personas, al final de este proceso se garantiza no tener ni la mitad de libertad que podría tener, su imaginación quedará reducida, por lo que los sueños alocados quedan lejos.
Para entrar tener un buen puntaje en la psu.
¿Qué es un buen puntaje?
¿Para qué quiero un buen puntaje?
Para entrar a la universidad
¡¡¿Y A QUÉ?!!
Lo más seguro que quiera solo por demostrar a mis padres que pude
pero con qué fin?

¿Cuál es la idea de seguir con esto si no me trae satisfacción?
Creame usted, sea quien sea el que lea esto, que lo primero que haré mientras pueda es irme lejos de todo esto, a ser feliz.

1 comentario:

Un ilusionista empedernido. dijo...

¿Entonces por que lo haces?, por que hacer algo que no te gusta, motiva, deseas. Puede que la obligación sea una opción.
Te quiero!