domingo, 7 de marzo de 2010

Ella

El sujeto caminaba con ese aire entre las nubes con el que suele andar hasta que tuvo que girar la cabeza producto de mi fuerte mirada, que me salió sin querer por el impacto al verle. Es verdad, hace tiempo qe no le veía, pero sentí como si fuese un extraño en un cuerpo de conocido.
Sus ojos de nuevo se volvieron a eclipsar al ver a esta desconocida paralizada mirandole fijamente por escasos segundos hasta que notó que el tiempo seguía transcurriendo a pesar de no sentirlo por la marea de emociones y sentimientos sacados, muertos y nacidos en esos segundos muertos.
Ella bajó la mirada para ver por donde caminaba, se afirmó a la mochila en el hombro y siguió avanzando tratando de no mirarle nuevamente por miedo a seguir acumulando tiempo muerto, no podía darse ese lujo; en esta época está caro.
Intentó no parar el camino, pero sintió una mano en su hombro, y en el espacio que levantó la cabeza y giró, se preguntó millones de veces si en serio cabía la posivilidad que fuese.
El chico seguía con la misma cara de embobado con los ojos más eclipsados y dirigió un "hola" con la voz dura, con la esperanza pisoteada y tratada de volver a ponerse en su sitio, pero era absurdo; Ella y El sabían que no se conocían en absoluto a pesar de querer retroceder el tiempo y acciones, todo lo pasado se queda ahí.
Ella lo comprendió al mirarle de cerca, por lo que giró la cabeza siendole indiferente y terminó su camino.
Entonces abrió los ojos, abrazó a su amiga y siguió saludando de a poco a la euforicas personas que se ponían a su paso, y El no se cruzó.

1 comentario:

borito tuyo dijo...

a ella creo que la conosco... flaquita??... al él no se... quizás lo vi pero no soy muy atento.
si ella no es la que creo que es quisas la encuentre con otro nombre y otro cuerpo en algun rincón de mi sala...

tiene que ser ficticio; es muy perfumado para ser real.

besos te kiero