jueves, 8 de octubre de 2009

El solitario

Era la mañana, qe me permití salir antes y disfrutar la mañana. Aproveché qe tenía audifonos para irme a mi mundo un rato, en el qe pocas personas entran y otras pocas lo deshacen.
Ese perfecto contraste entre la luz qemante y la brisa congelada, hace qe valga la pena salir tan temprano de mi amada cama.
Caminando y caminando, avanzando y las nubes a lo lejos con las montañas. Algo rápido y con pasos seguros y a mirada gacha pasó y solo lo perciví, en milesimas yo miré, observé, asocié y mi corazón a mil por horas hizo qe mis ojos se dilataran. Me detuve mientras mi respiración trataba de controlarse de las entrecortadas imágenes y pensamientos. A lo que el segundo acavó la burbuja explotó y el sonido se aisló, obligandome a reaccionar y seguir avanzando.
Caminaba firmemente, con el cuerpo rigido. Con la espalda un poco inclinada. Las escasas milesimas vastaron para evidenciar qe era solo una coraza y qien sabe qé cosa ocultan esos ojos de hierro con alambres, qe a penas sostienen una mirada vaga y qe suele acompañar a las risitas qe finge.

1 comentario:

Un ilusionista empedernido. dijo...

En este blog estan todos tus sentimientos plasmados en palabras, eso me gusta ^^
Te qero mucho nunca dejes de escribir...