viernes, 28 de agosto de 2009

hola vida

Una vez una niña descubrió qe estaba viva y que tenía dos ojos justo arriba de la nariz y bajo las cejas, qe tení dos pies y qe no qería tener raices en concreto.
Costó matar raices; no eran lindas ni acogedoras, pero eran firmes y dolía rozarlas. Entre incendios, intentos de tala y mucha sabia, se consigió matar, aunqe calló y una vez ahí, descubrió qe el resto solo era una ilución, en realidad salio sola y sin apoyo, ahora qe lo necesitaba no existía. Sencillamente estaba sola con un primer descubrimiento de la nueva vida, qe constantemente recurrirá a este; dos ojos empapados.
Precisa y hermosa bienvenida a la realidad, fuera de un mundo qe no existía y qe aparecí en él sin poder escoger.

3 comentarios:

Un ilusionista empedernido. dijo...

No estas no estaras sola, estoy yo!
Te qero!

Kathy .- dijo...

extrañaba ver tus comentarios! :D

Un ilusionista empedernido. dijo...

xD me falto el "Y" no estaras sola :D!

^^