viernes, 26 de junio de 2009


No soporto saber de ti, no soporto no saber de ti, núnca escuchás, núnca respondés, núnca decís!, sos tan frix... No soporto ser considerada una maqina y se me oblige entrar a este puto sistema en el qe llegué y qe para cambiarlo tengo qe ingresar y atacar el núcleo... corrupción! No soporto qe todo aqel qe posee ojos, se sienta con el derecho de opinar sobre el movimiento celular de cada uno, qé le importa si me como un paqete de galletas! ENVIDIA no puedes, porqe sos esclavo del sistema y las imagenes qedan más qe plasmadas en tu cerebro, acepta qe te mueres por no comer y qe darías cualqier cosa por comer lo qe como y con tantas ganas!!, diciendo lo qe dices no serás mejor persona, no serás más delgadx, no serás más inteligente, no serás mas guapx, PÚDRETE.
Te cobré la palabra... y la cumpliste! y me sostuviste aún cuando te mentí, y te lo dije, y no qisiste oirme, qe extraño, no suena nuevo! Me llenaste de palabra qe ya sé y no practico cuando se dá el momento, esas qe me encanta escuchar, qe me hacen sentir qe te importo. Gracias de nuevo.
Prometo intentarlo, prometo seguir sonriendo, inventando fuerzas hasta crearlas, prometo seguir intentando ser feliz.

sábado, 20 de junio de 2009

Ayer abrí los ojos y nada se asemejaba a lo qe dejé con mis ojos cerrados, todo era bello, perfecto y más qe eso. Lo malo qe me hizo cerrarlos eran puntos qe no se veían al lado del precioso brillo de las gotas con el rocio y las primeras luces de la mañana, qe trae la esperanza...
No necesitaría más, maldita ambición natural.

jueves, 18 de junio de 2009

Cierra tus ojos,
nada pasara,
estarás a salvo mientras cerrados esten.

Me golpearé por las murallas,
romperé las ataduras de mi ropa,
me enterraré las uñas,
dolerá, lo juro!
Sangraré, me retorceré de dolor en el pasto,
todo lo mancharé,
el pastó morirá por mi culpa,
recuerda no abrir los ojos!
Me embestiré contra la rejas,
si no consigo abrirlas,
las saltaré,
caeré,
dolerá,
tal vez aturdida me dormiré un momento.

Abriré mis ojos,
me retorceré en busca del dolor,
segiré retorciendome de dolor...
Me pondré la mascara; ya puedes abrir tus ojos.